jueves, 30 de enero de 2014

CRISIS EXISTENCIAL.

Una crisis existencial puede ser el acontecimiento más trascendental e importante que pueda ocurrir a una persona durante el transcurso de su vida. Si ésta es adecuadamente resuelta, le permite a quien la sufre adquirir un sentido de auto-suficiencia moral y personal que puede repercutir de modo favorable por el resto de su existencia.
Las crisis existenciales suelen traducir cambios en la homeostasis psíquica personal. Implicando la presencia de una permuta parcial en la identidad personal ("me siento otro") y en la percepción de propia ("pienso de manera distinta").
La crisis generalmente se desata luego de una pregunta existencial.- Una crisis existencial se desencadena con la formulación de una pregunta básica, "¿cuál es el sentido de mi vida?" o "¿por qué nunca soy feliz?", pregunta que puede adoptar muchas otras formas como "¿para qué vivo?", "¿qué hago yo en este mundo?", "¿qué haré con mi vida?", "¿existe vida después de la muerte?" o "¿de qué sirve la vida si todos vamos a morir?". Las preguntas generalmente llevan a la conciencia de mortalidad y finitud del individuo, así como a la certeza de la imposibilidad de llevar el tiempo atrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario